Perú

Destino deportivo y lleno de aventura por excelencia, Perú desea asociarse con la imagen del MARATHON DES SABLES, con quien comparte valores esenciales: la exploración, la afección por el desafío, el respeto ajeno y al medio ambiente.

 

Perú ofrece de lo que pudiera llegar a soñar el aventurero moderno: montañas (Huascarán, con una elevación de 6,768 metros), los cañones los más profundos en el mundo, densos e impenetrables bosques (región de Iquitos), un increíble lago a una altitud de 3,812 metros (Titicaca) y por supuesto el océano pacífico.

 

La programación deportiva en Perú incluye: el trekking en montaña, en el desierto o hasta en la jungla; surfeo en las dunas de arena; navegación en el lago; escalación y alpinismo; paseo a caballo, parapente, balsismo, piragüismo, surf y surf a vela.

 

Falta mencionar el lado histórico; Perú es un verdadero aposento que permite sumergirse en los tiempos de los Incas y de caminar sobre sus huellas en el centro de sus ciudades (Machu Pichu, Nazca y demás).


Volando en lo alto de sus cielos, el cóndor de los Andes representa la inmensa impresión de libertad total vivida durante una estadía en Perú; sin duda está última se acerca a lo que resintieron los Corredores del Sables en el corazón del Sahara.